Valoración

Hoy vengo a hablaros de un tipo de orientación sexual cada vez más extendida de la que aún nos surgen muchas dudas e incógnitas, la asexualidad. ¿De dónde surge? ¿En que consiste?

Pues bien, la asexualidad se trata, fundamentalmente, de la ausencia de deseo sexual como atributo estable en una persona. Lo que no significa que sufran ningún trastorno que les impida expresar su afecto y sus ganas de conocer íntimamente a alguien.

Además, hay que distinguir entre atracción sexual y comportamiento sexual. La atracción es el impulso que sientes, el que te genera una persona o una situación, que en el caso de los asexuales es muy bajo o nulo. Mientras que el comportamiento es lo que decides hacer con esa alta o baja atracción. Un cuerpo es un cuerpo, independientemente de la orientación sexual y por lo tanto se excita, lubrica y puede tener orgasmos. Por ello hay personas que, siendo asexuales, deciden tener relaciones sexuales, o bien porque disfrutan viendo disfrutar a su pareja, o bien porque aunque no sienten deseo saben que se lo pasarán bien.

En la actualidad aun existen muchas personas que creen que los asexuales no existen, cuando en realidad no solo existen, sino que además las hay de diferentes tipos.

Por un lado, están los asexuales arrománticos que, además de no sentir deseo sexual, tampoco experimentan amor romántico por otras personas. Es decir, que no están interesados en tener una pareja ya que no siente necesidad ni sexual ni afectiva. Esto no significa que los asexuales arrománticos no quieran a sus amigos o familiares o que no expresen cariño. Y por otro lado tenemos a los asexuales románticos. En este caso, aun con la ausencia de deseo sexual, si que se enamoran de otras personas.

Actualmente existe una asociación destinada a dar información, apoyo y todo lo necesario a personas asexuales. Se llama AVENes (Red para la Educación y la Visibilidad de la Asexualidad), y dispone de su propia página web, así como de sede física en distintas ciudades.

La asexualidad ha existido desde siempre, pero desde hace unos años su visibilidad ha ido en aumento, en parte gracias a un anuncio de colchones que mostraba cifras y datos sobre los asexuales, mostrándoles como lo que son, personas sin ningún problema psicológico, sanas y felices que simplemente necesitan encontrar otra persona como ellos…y al fin y al cabo ¿no es eso lo que necesitamos todos, independientemente de nuestra orientación sexual?

¿Quieres tener otro punto vista? Puedes leer el siguiente artículo:

Autor: Ana Pereira

Las opiniones expresadas por los autores no necesariamente reflejan la postura de Practiccum Editorial ni reflejan necesariamente la opinión de los colaboradores de la revista.

Deja un comentario