Valoración

En Irán dos hombres que se besen pueden ser condenados a un castigo de 60 latigazos y hasta a la pena de muerte si tienen relaciones sexuales. Como allí, en más de una docena de estados, principalmente de Asia y África.

El mundo se divide entre los países que persiguen la homosexualidad y países que la amparan y protegen. En pleno siglo XXI y sin que la sociedad occidental sea del todo consciente, viajar o mudarse a un país siendo homosexual puede valerte penas que van desde 16 años de prisión, latigazos o lapidación.

Los sociólogos suelen relacionar la influencia de la religión en un país con el grado de tolerancia, pero esta regla no se cumple siempre y el fenómeno de la homofobia es considerado trasversal a culturas, religiones y presencia de diferentes etnias en un mismo estado.

De los 194 países del mundo, 86 no aceptan y criminalizan en diferentes grados de severidad las relaciones sexuales entre personas del mismo sexo. En ocho de ellos, este acto se castiga con pena de muerte y otros siete que se rigen también por la ley Sharia la pena de muerte está contemplada pero no hay evidencias de que se haya aplicado.

Los países más tolerantes se encuentran en el occidente del globo terráqueo, América Latina, América del Norte y Europa, existiendo países donde socialmente está más aceptado (España) y países con una legislación más garantista (Holanda).

En el lado contrario, África está a la cabeza de la intransigencia siendo Nigeria su mayor exponente, país donde la homosexualidad se castiga en nueve estados regidos por la ley Sharia con latigazos para los solteros, cárcel o pena de muerte para los casados. Donde la homosexualidad femenina ni se contempla por ser desconocida y donde el 98% de la población rechaza esta sexualidad de forma abierta. En los estados que no se condena con pena de muerte existen hasta 14 años de prisión y 10 para los que alienten la homosexualidad o asistan a actos o manifestaciones.

Mauritania, Sudán, Yemen y Somalia también contemplan la pena de muerte. Sudáfrica es la excepción que confirma la regla en el continente africano donde existe un amplio movimiento en defensa de los derechos LGTB+, el matrimonio homosexual está permitido y donde el 32 por ciento de sus ciudadanos ha manifestado su aceptación frente al 3 por ciento de media en el continente. A nivel legal 20 de los 55 países de África no criminalizan las relaciones entre un mismo sexo, si bien a veces son condenados por la propia sociedad y sus derechos son mutilados como en Egipto que los ataques contra homosexuales se han recrudecido en los últimos años.

Al continente africano, le sigue en intolerancia el continente asiático. Al igual que en África, los países de mayoría musulmana -sudeste de Asia y Oriente Medio- tienden a rechazar en mayor grado la homosexualidad a excepción del Líbano.

Los países que condenan a muerte son Afganistán (sin evidencia de que haya sido aplicada), Arabia Saudí, Emiratos Árabes Unidos, Irán, Irak, Pakistán (sin evidencia de que haya sido aplicada) y Qatar (sin evidencia de que haya sido aplicada).

En Irán los hombres que se besen se exponen a un castigo de 60 latigazos y la horca si tienen relaciones sexuales. En 2005 fue uno de los últimos casos hechos públicos de dos hombres que fueron a la horca por estos motivos y en 2004 un joven de 21 años recibió 175 latigazos por contactar con otros hombres por internet.

La ejecución cobra diferentes formas en países de Oriente Medio. En Arabia Saudita es la de la decapitación y en Pakistán la de la lapidación.

Resumen:

Ser homosexual es legal; matrimonio y uniones civiles ilegales:

Albania, Armenia, Bielorrusia, Bosnia y Herzegovina, Bulgaria, Burkina Faso, China, Chipre, Ciudad del Vaticano, Corea del Sur, Costa de Marfil, Costa Rica, Croacia, Cuba, Eslovaquia, Georgia, Grecia, Guatemala, Honduras, Italia, Filipinas, Japón, Jordania, Kazajistán, Laos, Macedonia, Madagascar, Malí, Moldavia, Mónaco, Montenegro, Mozambique, Nepal, Nicaragua, Níger, Letonia, Lituania, Palaos, Panamá, Paraguay, Perú, Polonia, República del Congo, República Democrática del Congo, República Centroafricana, Rumania, Ruanda, Rusia, San Marino, Serbia, Surinam, Tailandia, Turquía, Ucrania, Venezuela y Vietnam, entre otros.

 

Ser homosexual es ilegal y está castigado con penas de cárcel:

Argelia, Angola, Antigua y Barbuda, Bangladesh, Barbados, Belice, Benín, Botsuana, Brunei, Burundi, Bután, Camerún, Comoras, Chad, Dominica, Egipto, Eritrea, Etiopia, Gambia, Gaza, Ghana, Granada, Guinea, Guyana, India, Indonesia (en dos provincias), Jamaica, Kenia, Kiribati, Kuwait, Líbano, Liberia, Libia, Malaui, Malasia, Maldivas, Mauricio, Marruecos, Myanmar, Namibia, Nauru, Omán, Papúa Nueva Guinea, Samoa, Santo Tomé y Príncipe, Senegal, Seychelles, Sierra Leona, Singapur, Islas Salomón, Sri Lanka, San Cristóbal y Nieves, Santa Lucía, San Vicente y las Granadinas, Suazilandia, Sudán del Sur, Siria, Tanzania, Togo, Tonga, Trinidad y Tobago, Túnez, Turkmenistán, Tuvalu, Uganda, Uzbekistán, Zambia y Zimbabue.

 

Ser homosexual es ilegal y está castigado con la pena de muerte:

Afganistán (sin evidencia de que haya sido aplicada), Arabia Saudí, Emiratos Árabes Unidos, Irán, Irak, Mauritania, Nigeria (en 12 territorios del país), Pakistán (sin evidencia de que haya sido aplicada), Qatar (sin evidencia de que haya sido aplicada), Somalia (en el sur del país), Sudán y Yemen.

¿Quieres tener otro punto vista? Puedes leer el siguiente artículo:

Autora: Ana Pereira

Las opiniones expresadas por los autores no necesariamente reflejan la postura de Practiccum Editorial ni reflejan necesariamente la opinión de los colaboradores de la revista.

Deja un comentario