Esalen

La palabra misma evoca visiones tentadoras de aventura, de fronteras inexploradas, de posibilidades humanas aún por realizar

0
357

Esalen

La palabra misma evoca visiones tentadoras de aventura, de fronteras inexploradas, de posibilidades humanas aún por realizar.

Existe la maravilla del lugar en sí, 120 acres de tierra fértil tallada entre la montaña y el océano, bendecidos por una corriente de cañón en cascada y manantiales de agua caliente brotando de un acantilado junto al mar. Está el delicado y sutil aire de Big Sur de una tarde de mayo, la neblina de medianoche de julio y la lluvia torrencial de febrero. Hay noches de octubre tan claras que la Vía Láctea puede iluminar tu camino a lo largo del jardín oscuro. Y siempre está el sonido del mar.

Y luego están las personas, las personas que viven allí y aman la tierra, y los 750,000 más que han venido de todas partes del mundo para participar en las Olimpiadas de la mente, el corazón, el cuerpo, el espíritu y los 50 años de Esalen comunidad, comprometiéndose no tanto a “más fuerte, más rápido, más alto” como a ser más profundos, más ricos, más duraderos en la camaradería de otros buscadores.
Vienen por la libertad intelectual para considerar los sistemas de pensamiento y sentimiento que están más allá de las restricciones de las normas sociales. Vienen a redescubrir la sabiduría antigua en los ritmos y mareas del cuerpo, y la poesía en el pulso de la vida misma. Vienen a redescubrir el milagro de la conciencia autoconsciente. A menudo salen inspirados por un deseo feroz de aprender y seguir aprendiendo a lo largo de la vida y más allá.
Esalen es un lugar con un alcance global. En palabras de Thomas Wolfe sobre Estados Unidos, es un lugar donde los milagros no solo ocurren, sino que ocurren todo el tiempo.

Te puede interesar

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre