– Hay más cuernos en un “buenas noches” –

Un curioso reportaje de en el que explican la experiencia que vive día a día un “ amigo de nombre X” al tener pareja y charlar día a día con otra persona que no es su pareja y llegar a un punto en el que también se llaman, pero que considera que no es una infidelidad ya que no ha pasado de eso “ llamadas o mensajes” con otra mujer todos los días desde la mañana hasta la noche.

Una opinión muy amplia sobre la generación de actual y lo que pueden hacer por quitarle culpa a una acción que está mal cuando se tiene pareja o en general. En este caso explica, que el escribirse más de doscientos mensajes al día puede ser incluso más peligroso y llegar a tener más culpabilidad que tener sexo con una persona.

Cuando uno establece una conexión donde todavía no ha habido acercamiento físico puede ser más difícil y peligrosa que tener sexo con una persona desconocida en cualquier momento ya que sería eso y nada más. Tener conversaciones diarias con una persona a la que le cuentas todo y con la que hablas todo el día intercambias fotos, haces llamadas establece una conexión más sentimental, más fuerte y más intensa.

El único problema y por el cual mucha gente está segada y no quiere ver la realidad de aceptar este tipo de infidelidad es el sexo, que está y ha estado siempre considerado como la peor forma de engañar en una relación. El pensar que al no llegar a copular con una persona no significa infidelidad, no es cierto. Dependiendo de a que punto se llegue en la “conversación” de una forma u otra estás engañando a tu pareja.

Puedes leer el articulo completo en El País.

Te puede interesar

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre